Se recomienda un mínimo de 8 vasos al día, para percibir sus beneficios a corto plazo. Es recomendable tomar los dos primeros en ayunas al levantarse y una hora antes de las comidas. Al tomarlo con el estómago vacío y no haber comida sólida que digerir, el agua hidrogenada pasará directamente al intestino, donde será absorbida e incorporada al torrente sanguíneo.