El agua hidrogenada es total y absolutamente segura, no existe posibilidad de intoxicación ni sobredosis, no existe ningún caso en la historia que lo afirme, multitud de científicos y médicos avalan esta afirmación.